Sin título
Si pudieras olvidar tu mente frente a mi, sé, que tu corazón diría que sí.

Si pudieras olvidar tu mente frente a mi, sé, que tu corazón diría que sí.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.

Existen dos maneras de ser feliz en esta vida, una es hacerse el idiota y la otra serlo.

"La niña que iluminó la noche" Ray Bradbury.

Había una vez un muchachito que no le gustaba la noche.Le gustaban las linternas y los faroles, las lámparas y los farolitos, las velas y los velones, los fuegos artificiales y los fuegos de leña. Pero no le gustaba la noche.No le gustaban las llaves de apagaban las lámparas amarillas, las lámparas verdes, las lámparas blancas, las luces de la entrada, las luces de las habitaciones y nunca jamás apagaba una luz.

No le gustaba salir a jugar en la oscuridad y se sentía triste de no poder jugar con los otros niños que corrían por el campo en las noches de verano. Por la noche se escondía en su habitación, con sus linternas y sus lámparas, con sus velas y faroles. Totalmente solo. El no quería más que el sol. A él no le gustaba la noche.Cuando a la noche su padre y su madre recorrían la casa apagando todas las lámparas una a una…

Las lámpara de la entrada. Las lámparas de la escalinata. Las lámparas de los pasillos. Las lámparas de las habitaciones. Las lámparas de la cocina. Las lámparas del baño. El muchachito se escondía en su cama y muy entrada la noche, sólo en su habitación había luz… Una noche en que su padre estaba de viaje y su madre dormía, el muchachito recorrió la casa y prendió todas las lámparasLas lámpara de la entrada. Las lámparas de la escalinata. Las lámparas de los pasillos. Las lámparas de las habitaciones. Las lámparas de la cocina. Las lámparas del baño
¡Parecía que la casa se quemaba de tanta luz!…  Pero el muchachito todavía estaba solo.

Y allá lejos, en el campo otros niños corrían, jugaban y reían sobre la pradera en la noche de verano. ¡De pronto, oyó golpear en la ventana!. Había una sombra detrás. Oyó llamar a la puerta. Había una sombra detrás.- Buen día…-oyó que una niña le decía en medio de las luces brillantes, de las luces rojas, de las luces rosadas, de las luces multicolores.- Me llamo Negra –dijo la niña toda vestida de negro pero con la cara muy blanca- pero tu estás muy solo- Yo quería correr afuera con los otros niños –dijo el muchachito – pero no me gusta la noche.

- Yo te presentaré a la noche y serán amigos –dijo la niña y pagó la luz agregando.- Ves, cuando apago la lámpara, se enciende la noche- Nunca lo había pensado –dijo el muchachito.- Y cuando uno enciende la noche, nazco yo, Negra y uno alumbra las chicharras..- Y los grillos- Y las estrellas- Y las ranas- El cielo es como una casa con sus luces blancas, con sus luces rojas, amarillas, verdes, azules y fuegos artificiales .Y con las luces apagadas y la noche encendida podemos oír los grillos, las chicharras y las ranas.

Y con todas las luces apagadas hicieron vivir la noche en toda la casa, como una rana, como una chicharra, como un grillo, como una estrella, como una luna.- Cómo me gusta esto –dijo el muchachito- sintiéndose muy feliz . Tiró sus faroles, sus linternas, sus velas y sus antorchas. Pudo disfrutar de las luna, las estrellas, las ranas y los grillos y corrió por el campo, con los otros niños, en la oscuridad o bajo la luz de la luna y las estrellas.

Estás cubierto de sociedad y de risas y ruidos sin sentidos.

Estás cubierto de sociedad y de risas y ruidos sin sentidos.

La mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver más allá! 

La mediocridad para algunos es normal, la locura es poder ver más allá! 

El frenético humo azul penetra en mis ojos, humedeciéndolos para que pueda sentirme acorde con la horrible situación en la que estamos.
  1. El frenético humo azul penetra en mis ojos, humedeciéndolos para que pueda sentirme acorde con la horrible situación en la que estamos.
momentosenpapel:

Verónica Mercado©/Tijereta Está Descalza©

momentosenpapel:

Verónica Mercado©/Tijereta Está Descalza©


El reflejo es lo único real…

El reflejo es lo único real…